Primera mujer en la Diócesis de Juigalpa consagrada en el orden de vírgenes.

Por Marvin Miranda.
Punto Noticioso.Com
Francis Margarita Castillo Fonseca, es la primera mujer de la Diócesis de Juigalpa consagrada en el orden de Vírgenes y su ordenación fue el 11 de agosto del 2019, aunque su decisión fue un proceso largo que inició en su adolescencia y concluyó a sus 33 años de edad.

De acuerdo a la historia, esta forma de vida consagrada nació en los primeros siglos del cristianismo y años más tardes se concretó el rito litúrgico de las Vírgenes Consagradas, siendo las primeras mujeres que dieron el paso; Santa Inés, Cecilia y Lucía.

Estas tres santas consagraron sus virginidades al señor. En este caso, las mujeres visten de civil y deben trabajar para sustentarse económicamente, además, tratan de ser sal y luz en el mundo, siendo esposas de cristo para testimonio del amor de Dios en sus vidas.

“Para dar este paso (la consagración), fue un proceso de descernimiento y de acompañamiento espiritual. Yo…cuando descubrí esta orden de Vírgenes Consagradas, me enteré que la consagración sólo la puede hacer el obispo, entonces, me acerqué a monseñor Sócrates René y después de darme la información requerida, procedió a ordenarme”, contó Castillo Fonseca.

“Por el reino de los cielos he renunciado al matrimonio y dedicar mi vida por completo al señor desde un trabajo, la vida apostólica en la parroquia y el servicio de la iglesia que realizaré como mujer consagrada”, dijo Francis Margarita, al ofrecer su primera entrevista.

Esta mujer consagrada tiene como labor asesorar a la pastoral universitaria, es la responsable de una herramienta de evangelización y colabora para diferentes grupos y movimientos de las parroquias de la Diócesis de Juigalpa, desarrollando retiros, además, predica con el propósito de acercar a las personas al señor.

Deja un comentario