Fieles de la parroquia San Martín de Porres iniciarán mañana el novenario a la Concepción de María.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Punto Noticioso.Com
Listo para honrar a la patrona de Nicaragua: La Concepción de María, dijo sentirse el padre Julio McNally de la parroquia San Martín de Porres; la agenda de actividades será igual que el año pasado, la que se caracteriza por llevar la imagen y celebrar eucaristías en cada barrio del área parroquial.

El presbítero detalla que al igual que en el resto de las parroquias, la novena iniciará este 29 de noviembre para terminar el 7 de diciembre con la popular Gritería y el 8, la solemnidad de la Concepción. En esta parroquia la imagen saldrá cada día de la novena a las 5 de la mañana, en el lugar donde corresponda celebrará la eucaristía y por la tarde regresa a la parroquia.

“Cada día ha sido asumido por las comunidades, se afinaron algunos detalles con el Consejo Parroquial y yo pienso que estamos listos; como cada año estamos esperanzados en que será una experiencia enriquecedora de fe, porque nos permite estar en los barrios y comarcas para avivar la espiritualidad”, expresa.

Destaca que en las comarcas que cubre la parroquia, ya están organizados para celebrar de manera propia el novenario, por estas fechas en esas zonas también tienen previsto los sacramentos de la Comunión y Conformación. Con respecto a algunas dificultades que se prevén, entre ellas los gastos, dijo que cada barrio tiene una comisión y están llamados a hacer lo que puedan, tomando en cuenta que se invierte en la música de chicheros, la pólvora y los paquetes.

“Tradicionalmente esta celebración se centra en la familia y si nos fijamos bien, una madre busca unidad, cuando está la mamá viva es más fácil reunir a los hermanos, así que creo que María Nuestra Madre, podrá unirnos es estas fechas, a nivel nacional hay una atmósfera de separación y así es difícil vivir”, menciona.

Apunta además que los devotos deberían aprovechar el novenario para colocar en las manos de María una intención cada día, sobre todo espirituales, pues ahí radican las carencias humanas.

Deja un comentario