Psicóloga prueba psicométrica para los bachilleres.

Por Mayra Mercedes Suárez.
Punto Noticioso.Com
En estas últimas semanas del año, las ofertas universitarias están en su punto alto, muchos jóvenes todavía no han elegido y los expertos dan sugerencias para que esta etapa potencie el desarrollo personal y colectivo; una de las recomendaciones es la prueba psicométrica o de actitud, para así tener estudiantes y profesionales más realizados.

De acuerdo a la licenciada Iris Aleyda Leiva Rodríguez, doctora en psicología, este proceso debería ser prioridad, tanto para las autoridades universitarias públicas y privadas, como para los aspirantes y sus padres, sin embargo, en los últimos cuatro años desde su experiencia, muy pocos invierten en la prueba, por el contrario, prefieren correr el riesgo de mal gastar tiempo y dinero.

“La prueba psicométrica es justamente para evaluar las actitudes de los muchachos, hay varios tipos, pero el más común es una serie de preguntas algunas directas y otras acuciosas para medir distintos aspectos emocionales, decisivos hacia una vida profesional, con los resultados uno como profesional no impone, sino, propone unas 4 carreras como opción”, detalla la especialista.

La licenciada Leiva Rodríguez agrega que lo primero que pensamos es en elegir una carrera que más dinero dé o porque es la decisión de los padres de familia, “pero ni nos detenemos a pensar si tengo la personalidad o conducta que me llevarán a aprovechar la profesión y tener éxito, por eso a veces nos encontramos con profesionales amargadas, temperamentales dando un mal servicio”.Alega que este año siente un mayor interés por este tipo de prueba, interés que deberían aprovechar las universidades y agregarla como un requisito, de hecho, dice estar en desacuerdo con los exámenes de admisión y considera que estos deberían ser reemplazados por el psicométrico y elegir otra forma de selección, pues más vale universitarios seguros que buenos estudiantes en carreras equivocadas.

Espera que en poco tiempo se logre llenar este vacío y si es posible lograr el fortalecimiento del servicio, pese a los costos que pueda representar; la implementación debería ser generalizada.

Deja un comentario