Certero disparo le apagó la vida a Rafael Corea.

Por Marvin Miranda.
Punto Noticioso.Com
De un golpe en la sien izquierda y un certero balazo que le partió el corazón, murió al instante Rafael Corea Cruz, de 37 años, luego de ser atacado por Reynaldo Antonio Sandoval, quien sin ser invitado intervino en una acalorada discusión que inició al concluir una fiesta en la comunidad de Piedras Grande número 2, jurisdicción de Juigalpa.

Janeth del Rosario Martínez Rosales, esposa del infortunado hombre, contó, que la tarde del sábado llegó con Rafael y su hijo a una kermes que se realizaba en casa del profesor Vidal Rosales, donde bebieron, comieron y bailaron, pero al finalizar el evento, vino lo que nadie se imaginaba.

Según la ahora viuda, cuando se dirigían a su casa de habitación se encontraron a la orilla del camino orinando a Jacinto Rosales y Rafael no desaprovechó la oportunidad para hacerle ciertos reclamos, sin embargo, le dijo que bueno y sano hablarían bien del asunto.De pronto apareció la esposa de Jacinto y lanzó contra el suelo al hijo de Corea Cruz, que sin pensarla dos veces procedió a levantarlo y fue cuando llegó Reynaldo Antonio, que sin mediar palabras le asestó un golpe en la sien y cuando el hoy difunto pretendía incorporarse, un certero disparo se le alojaba a la altura de la tetilla izquierda.

Rafael cayó boca arriba y sólo logró decir “me balearon”, posterior se quedó inerte, mientras sus familiares le pedían fuerza para llevarlo al Hospital. La valiente Janeth del Rosario se le paró enfrente al pistolero y le dijo “de aquí no te vas” y la repuesta de Reynaldo Antonio fue la siguiente; “O te quitas de mi camino o te vas al hoyo con tu hombre”.

A la escena del crimen llegó una guardia operativa a realizar las investigaciones pertinentes y al culminar el proceso, le dieron persecución al presunto asesino y al no ubicarlo, lo circularon a nivel nacional con prioridad en los puestos fronterizos del país.

Deja un comentario