Familiares le exigen a la Policía la captura del hombre que mató a Rafael Corea.

Por Marvin Miranda.
Punto Noticioso.Com
Justicia y la captura de Reynaldo Antonio Sandoval, quien bajo los efectos del licor le quitó la vida de un disparo a la altura de la tetilla izquierda a Rafael Corea Cruz, de 37 años, fue lo que pidió doña Glenda Asunción Cruz Galeano, madre del infortunado y a su criterio, fue el compromiso que asumieron oficiales de la Policía de Juigalpa.

Los hechos se registraron la medianoche del sábado cuando el hoy fallecido en compañía de su hijo y su esposa salían de una fiesta en la comunidad de Piedras Grandes Número 2, encontrándose en su camino a Jacinto Rosales con quien intercambiaron palabras por supuestas habladas.“Yo lo que quiero es que agarren a ese (asesino) que le quitó la vida a mi hijo. Eso es lo único que yo les pido a los oficiales de la Policía, es más, ellos me dijeron que lo van a capturar y lo llevarán ante el juez”, dijo con su voz entre cortada la señora Cruz Galeano.

La angustiada madre no sale de su asombro y hasta hoy no encuentra las razones que empujaron a Reynaldo Antonio a quitarle la vida a su hijo. “Mi hijo no tenía problemas con nadie en la comarca y la noche que lo mataron llegó a la fiesta a divertirse y compartió con sus amigos”, relató la señora Glenda Asunción.

A Rafael Corea Cruz, lo sepultaron este lunes 2 de diciembre en el cementerio de la comarca Piedras Grandes y ahí, los familiares del difunto demandaron justicia, además, se investiguen a las personas cercanas al presunto pistoleros, porque la viuda sospecha que a su marido lo mandaron a matar.

Deja un comentario