Pasan por un momento difícil las Microfinancieras.

Tomado de la Voz de America.
Las microfinancieras que atienden a las poblaciones más pobres como a las micro, pequeñas y medianas empresas, han visto reducida su cartera de crédito en al menos 319 millones de dólares, es decir un 39% en relación a 2018 cuando tenían disponibles 550 millones de dólares en préstamos.

Verónica Herrera, presidenta de la Cámara Nicaragüense de Instituciones de Microfinanzas, afirma que el mayor impacto es sobre las familias.

«Dejar de atender a 230 mil familias, eso representa un millón de la población y en este país de seis millones es importantísimo el impacto negativo alrededor de dejar de atender, esto significa que la pobreza podría incrementarse», aseguró la empresaria. Los principales créditos que han dejado de solicitar los nicaragüenses están relacionados con necesidades como vivienda y consumo.

Mientras, Fitch Raiting advierte que el alto deterioro de la cartera de préstamos, los préstamos reestructurados y los cargos por deterioro de préstamos serán las principales limitaciones para la recuperación rápida de la rentabilidad de la industria bancaria y financiera del país.

Deja un comentario