Fe y devoción en peregrinación de Esquipulas.

Por Marvin Miranda.
Punto Noticioso.Com
Fe, devoción y solemnidad, es lo que se vivió en la peregrinación de Esquipulas y la feligresía se reunió en la finca Cunagua, de donde salieron hasta culminar en el atrio de la parroquia de San Pedro de Lóvago. Ahí el padre Julio Macnally, destacó el fervor religioso de los asistentes y luego los bendijo.

En los alrededores de la capilla del señor de Esquipulas, los testimonios de sanación son incontables. Una señora que se identificó como Juana, llegó a pagar una promesa porque su hijo fue aliviado de un problema cardiaco y le ofreció a la efigie milagrosa peregrinar todos los años si se lo curaba.

Desde la comarca El Muluko, perteneciente a San Pedro de Lóvago, asistió como siempre la señora Victoria García, ella le pagó a Esquipulas su promesa por una serie de milagros que le ha realizado y además, en su casa lo celebra con diferentes actividades.

La procesión salió a la una de la tarde y llegó a la parroquia a eso de las cuatro y media. Durante el recorrido se observaron a niños, jóvenes, hombres y mujeres adultas caminar con sus ojos vendados, otros iban descalzos, algunos le bailaban y le cantaban.Este año las autoridades municipales rehabilitaron los 1.5 kilómetros del camino que conducen de la carretera Santo Tomás-San Pedro a Cunagua, mientras los mayordomos se encargan de preparar alimentos y los distribuyeron entre los promesantes que año con año caminan con la imagen portentosa.

Los fieles no desaprovecharon la oportunidad para orar por la paz de Nicaragua y el nombramiento del nuevo obispo de la Diócesis de Juigalpa, de igual manera los miembros de la pastoral juvenil animaron el recorrido, dejando claro que se puede disfrutar de la vida sin hacer uso de ningún tipo de sustancia alucinógena.

Deja un comentario