Asamblea Legislativa en medio de protesta ciudadana.

Tomado de la Voz de America.
El desacuerdo entre el presidente de El Salvador Nayib Bukele y la bancada opositora de la Asamblea Legislativa escaló a un punto crítico el domingo, luego de que los diputados se negaran a discutir un préstamo de 109 millones de dólares para combatir la delincuencia.

Bajo un fuerte dispositivo de seguridad, compuesto por la Fuerza Armada y policías, Bukele se hizo presente en la sede de la Asamblea Legislativa de El Salvador, para participar en la sesión extraordinaria que convocó el Consejo de Ministros. La oposición no se hizo presente, rechazando así el llamado y declarándolo improcedente.

De acuerdo al periódico digital INFOBAE, ante la ausencia de quórum Bukele no desistió de sus planes: “Vamos a dar inicio a esta sesión plenaria extraordinaria tal como lo establece el artículo 167 de la Constitución”, dijo el mandatario, según el medio.

Después Bukele hizo una oración y salió del salón de sesiones del Congreso para dirigir unas palabras a sus seguidores, quienes, convocados por él, se movilizaron en diferentes puntos del país para darle apoyo a su propuesta y exigir a los diputados la aprobación del préstamo.

El periódico salvadoreño elsalvador.com informó que alrededor de 5 mil personas estuvieron en la concentración ciudadana.

«El orden constitucional aún no se ha roto, la convocatoria está vigente y la plenaria debe de realizarse el domingo a las 3 de la tarde. Si los diputados no asisten, estarían rompiendo el orden constitucional y el pueblo tendrá facultad de aplicar el artículo 87 de la Constitución”, afirmó Bukele en Twitter horas antes de presentarse en la Asamblea.

Deja un comentario