Católicos rezaron el Padre Nuestro desde sus hogares.

Por Marvin Miranda.
Punto Noticioso.Com
Cada hogar católico de la Diócesis de Juigalpa, se convirtió este miércoles 25 de marzo en un templo donde las familias atendiendo la petición del Papa Francisco, se unieron al rezo mundial del Padre Nuestro para frenar la pandemia del coronavirus que mantiene al mundo semiparalizado.

Las campanas de las siete parroquias de Juigalpa, sonaron a las seis de la mañana, 12 del mediodía y a las seis de la tarde. En esos tres horarios las familias rezaron el Padre Nuestro y enseguida oraron por las personas contagiadas por el Covid-19 y por los fallecidos.

“Estamos claros que la pandemia (el coronavirus) nos está afectando a nivel mundial. No es cierto que sólo esté presente en una región o un continente y la idea del Papa (Francisco) es rezar el Padre Nuestro porque ser la oración por excelencia que nos ha enseñado nuestro señor Jesucristo”, dijo el padre Nelson González, vicario de la catedral de Juigalpa.

«Hoy (ayer) nos hemos dado cita todos los cristianos del mundo para rezar juntos el Padre Nuestro, la oración que Jesús nos enseñó», comentó el Santo Padre. Señaló que «como hijos confiados nos dirigimos al Padre. Lo hacemos todos los días, muchas veces al día; pero en este momento queremos implorar misericordia para la humanidad duramente probada por la pandemia de coronavirus».

El sacerdote destacó la buena participación de los fieles desde los hogares y al interior de la catedral, sólo permitieron el acceso de unos 15 feligreses quienes acompañaron al padre Nelson González en el rezo. “Los cristianos se unieron desde sus trabajos y eso fue una experiencia muy bonita”.

Debido a la cancelación de las procesiones, la entrada triunfal a Jerusalén de Jesús el domingo de Palma como se le conoce, no se realizará este año y será el sacerdote quien las bendecirá desde la parroquia y la feligresía puede seguir esta actividad a través de los medios de comunicación católicos.

Deja un comentario