Cierre temporal de empresas golpea la economía de La Libertad.

Por Marvin Miranda.
Punto Noticioso.Com
El cierre “temporal” de varias empresas que operan en La Libertad, entre ellas, Calibre Mining Corp, ya surte los primeros efectos negativos en establecimientos comerciales y sus propietarios reportan bajas ventas, además, han iniciado a hablar de reducir el número de colaboradores.

La suspensión “temporal” entró en vigencia desde el pasado 01 de abril del año en curso y Javier Ocón, dueño de un hotel en La Libertad, no recibió con buen ánimo la decisión y aseguró, que la medida provocará un impacto fuerte a la economía de ese municipio altamente minero.

“Ya estamos golpeados. Desde el primer momento que se dio a conocer la decisión los efectos no se hicieron esperar, por ejemplo, en la hotelería no tenemos (un solo cliente) y en las comiderías la ausencia de clientes es notoria, ya que los principales visitantes son trabajadores de la mina”, dijo Ocón a Punto Noticioso.

La mayoría de la mano de obra empleada en las empresas cerradas temporalmente, son de La Libertad y el dinero generado por la planilla ingresa al comercio local: Pulperías, Tiendas, Fritangas, Comedores, Renta de Viviendas, Hoteles, Bares, Restaurantes y Transporte Selectivo.

A través de un comunicado, la empresa Calibre Mining Corp. anunció que ha iniciado el proceso legal ante el Ministerio del Trabajo de Nicaragua a fin de obtener la autorización para la suspensión temporal de sus minas El Limón y La Libertad.

Doña María Filomena Espinoza Aragón, dueña del comedor Filo ubicado en La Libertad, manifestó, que el cierre temporal de las empresas le está perjudicando grandemente en las ventas y antes de la suspensión registraba un movimiento económico que superaba los 50 mil y 60 mil córdobas.

“No voy a mentir, las ventas están demasiadas bajas y yo me estoy preocupando, porque lo que hago en mi negocio no me ajustará para pagar el alquiler del local, cancelar mis impuestos y el pago a mis colaboradores”, afirmó doña María Filomena.

Con la misma suerte está corriendo doña Graciela Inés Taleno García, propietaria del comedor Taleno, también situado en La Libertad, ella atendía hasta la medianoche a los trabajadores que laboraban en los turnos nocturnos y ahora, cierra a más tardar entre las 8 y 9 de la noche.

Al preguntarle a la señora Graciela Inés ¿De qué manera piensa enfrentar este mal momento? Respondió: “En realidad no sé cómo lo enfrentaré, debido a que el mayor número de clientes son trabajadores de las empresas cerradas y ellos con sus salarios estimulaban la economía de La Libertad”.

Agrega el comunicado de la empresa minera, que debido al rápido deterioro del entorno mundial y los crecientes retos en cuanto a la logística para la obtención de consumibles, reactivos y otros suministros, “nos estamos anticipando a dar el paso de suspender operaciones de forma temporal”.

Deja un comentario