Fue abandonado y se reconcilió con su familia en la cárcel.

Por Alberto Cabezas Villalobos.
Especial para Punto Noticioso.Com
Estefanía Álvarez Granados, es Maquillista y Estilista profesional, tiene 32 años, nació en Limón Costa Rica. Es una privada de libertad más de la cárcel de Cartago, denominada Centro de Atención Institucional Jorge Debravo, ubicada en suelo costarricense.

Limón es una provincia (departamento) costarricense según Álvarez lleno de “tradiciones por ejemplo el Día del Afrodescendiente, que es una de las celebraciones más grandes que tenemos en Limón, donde hacen desfiles, con todas las comidas típicas de nuestro Caribe y se pasa demasiado bueno”.

Con ella conversó nuestro periódico.

¿Qué te gusta de ti misma? Mi personalidad. ¿Qué te gusta más de tu cuerpo? Mis piernas. (Se ríe) ¿Qué parte de tu cuerpo te es más útil? Mis manos, porque con mis manos desarrollo todo lo que me gusta aprender y poder desenvolverme lo que me gusta, a mí me encanta bailar, me encanta trabajar maquillando, arreglando cabellos, entonces con las manos puedo desempeñar toda esa profesión que toda una vida me ha gustado.

Entonces ha sido tediosa liar como para levantar un poco mi autoestima con respecto a lo que sufrido penitenciariamente.

Físicamente no, pero emocionalmente y psicológicamente en el momento que mi persona cayó privada libertad, fui abusada sexualmente por muchos privados de libertad, también fui abusada por varios oficiales de seguridad en otro ámbito que estuve ubicada.

¿Si tuvieras que mejorar algo de tu cuerpo que sería?

No sabría decirte estos momentos, serían tantas cosas que me gustaría mejorar, pero siento que en esto momento sería levantar de levantar el cuerpo mi autoestima que lo tengo muy abajo.

¿Qué haces para dejar el enojo cuando llegas a este punto?

Vieras que frecuentemente no me enojo, lo que pasa paso más deprimida, trato de no alterarme, porque casi nunca me altero, pero sí es muy poco lo que me enojo casi siempre son recuerdos los que se meten a la mente.

Entonces me encuentro muy deprimida, me siento un poco decaída la mayoría del tiempo.

El enojo nos lleva a la ira por lo que tenemos que tener mucho cuidado en eso. Por que cuando tenemos ira podemos cometer un montón de estupideces.

¿Te da mucha ira, ansiedad, temor o angustia en esta cárcel?

Sí claro me da mucho temor, a veces me angustia mucho por miedo, soy la única persona transgénero acá en centro penitenciario convivo con más de 1000 privados de libertad.

Entonces a veces sí me angustio de saber y permanezco siempre con ese temor, de que me llegue a pasar lo mismo, de lo que ya he sufrido en todo este tiempo penitenciario.

¿Qué cosas te producen satisfacción?

Saber que pronto puedo salir a la calle, a ser una mejor persona, cambiando mi calidad, gracias a Dios he cambiado muchísimo estos años que he estado privada de libertad, he madurado, tengo una meta fijada en mi cabeza para salir a ser diferente y acoplarme la sociedad, seguir haciendo lo que me gusta, para no volver un lugar penitenciario.

¿Eres celosa?

Si bastante (se ríe), no sé porque, vieras qué es un poco tedioso, porque digamos yo en la calle nunca tuve la oportunidad de estar con una persona por mi trabajo o por el tipo calidad vida que llevaba, entonces nunca tuve tiempo de entregarme y dedicarme a una persona, parece increíble, pero nunca imaginé que en un lugar como estos en una cárcel o un centro penitenciario podría llegar a conocer el amor y lo conocí tengo pareja en esta cárcel donde vivo.

¿Consideras que tienes doble personalidad?

No simplemente, siempre me he considerado con una persona con una gran personalidad, a parte como te dije anteriormente me han dañado un poco la autoestima, pero he tratado de no perder la esencia de la personalidad, porque yo siento que la personalidad de una misma es lo que hace la personalidad del ser humano.

¿Te sientes segura en que oportunidades?

Me siento segura de mi misma en muchos ámbitos, tanto labores, como educativos. Me gusta estudiar en cuanto yo digo, quiero estudiar esto, es porque estoy segura que voy a lograrlo que yo puedo, porque yo pienso que las personas que piensan que nosotros los seres humanos somos los que nos ponemos la discapacidad en la cabeza si nosotros decimos “ no puedo” entonces el coeficiente mental va a decir “ no podemos, pero si nosotros decimos “ yo puedo salir adelante” puedo estudiar lo que yo quiera, puedo ser la persona que yo quiera a parte de mis preferencias sexuales entonces uno lo llega a lograr”.

¿cuál es tu mayor logro?

Mi mayor logro ha sido mis estudios, yo siempre he dicho que la mejor bendición que le pueden dar los padres a un hijo son sus estudios, gracias a ellos, a pesar de que viven tan largo, muchos años estuve separada de ellos, lo único que puedo agradecer a mi padre y madre haberme dado el estudio, como te dije yo soy de Limón haya me gradué de bachiller me vine a San José a buscar el sueño del migrante por decirlo así, aquí estudie lo que quise estudiar, estudie belleza, baile, que amo bailar, estudie tantas cosas que tal vez donde yo nací no lo podía lograr.

¿Qué cualidades tienes?

Soy una persona que cuando veo a alguien que tiene problemas y si está a mi alcance tal vez simplemente dar un consejo. Siempre estoy allí apoyando a las personas. Soy muy respetuosa porque me gusta que me brinden respeto a mí. Entonces yo respeto a las demás personas que me rodean. Inclusive acá en un centro penitenciario es tedioso porque son hombres con los que convivo, pero gracias a Dios acá en este centro penal no tengo problemas con ninguno de los privados de libertad, en el sentido que me falten el respeto y esas cosas acá han sido un poco diferente.

¿Si tuvieras que cambiar algo que cambiarías?

Cambiaría estar aquí dentro en la cárcel.

¿Como fue que caíste acá?

Trabaja de administradora y salonera en una disco en San Joaquín de Heredia, tenía como dos años de laborar en esta disco, que tenían seguimiento por venta de droga, no sabía que ahí vendían droga.

El día que allanaron, lastimosamente yo estaba encargada del bar, había muchos billetes marcados dentro de la caja, ahí obviamente la que entrega el dinero era yo.

¿En tu infancia sufriste alguna de estas opciones, rechazo, abandono, intentos de ser abandonada, incesto, abuso sexual, abuso físico, abuso emocional, burlas, apodos, otras cosas de parte de tus padres o alguna otra persona?

Sí digamos en mi infancia, si fue tediosa, fui abusada tanto emocionalmente como sexualmente, recibí Bullying, mucho Bullying cuando estuve en la escuela y el colegio porque yo era una persona muy gordita, muy muy muy obesa.

Entonces recibí mucho mucho bullying el cual caí en depresiones, incluso todavía yo me veo al espejo, y digo “Dios mío estoy gorda, me siento gorda”.

Por esto me deprimo a veces no como, al estar acá mi metida, me deprimo, casi todos los días, se me vienen recuerdos de todo lo que he pasado, a veces cuando tengo tal vez algún inconveniente entró del pabellón, al saber que tal vez al pasarme algo acá, yo pueda hacer sola a otro centro penitenciario, me da miedo de llegar de ser abusada físicamente sexualmente.

Pero sí fue tedioso un poco mi adolescencia porque tuve que vivir con mucho Bullying, homofobia, lesbofobia.

¿Fuiste adicta, al alcohol, sexo, pornografía, brujería, entre otros?

Pues adicta nunca he sido, ni al alcoholismo, ni a las drogas. Lastimosamente me tope con una persona que en la calle me encontré y me hizo conocer lo que eran las drogas, dure casi como 9 meses consumiendo drogas, pero no era adicta, adicta, solamente cuando salía con él tenía que consumir porque era lo que él decía.

¿Cómo fue tu infancia?

Muchas veces cuando hablamos de la palabra familia, la familia conlleva a emociones satisfactorias, muchos sentimientos, un padre, un hermano, una madre, primos, tíos.

Pero para otras cuando escuchan la palabra familia, se le vienen a la menta muchas emociones negativas, engaños, abusos.

Pero si yo tuviera que describir mi niñez, mi adolescencia, diría que no fue lo que yo esperaba. Tal vez no fue el tipo de vida que yo esperaba.

¿y tú adolescencia?

Fui muy contradictoria, porque yo quería ser lo que soy hoy en día. Inclusive me a costado que mi familia poco a poco me acepte por mis preferencias sexuales. Entonces recibí muchos rechazos de parte de mis hermanos por mis preferencias sexuales. Entonces si fue un poco tedioso, por eso fue que digamos nosotros los limonenses las personas de la comunidad LGTBI, nos venimos de Limón hacia San José para poder llevar una vida tal vez más tranquila, no es fiesta, ni locura, pero sí más tranquila, ser libre como uno quisiera ser.

¿Qué edad tienes? 32.

Entonces todavía sos joven porque la ley costarricense, se dice que, hasta el 35 año, se es joven. Entonces ¿cómo fue y ha sido tu juventud?

He tratado de aprovecharla al máximo, tratar de vivir el momento, no tenemos que pensar en el futuro, vivir el presente el futuro. Porque el futuro solo Dios nos los puede fijar.

Entonces he tratado de vivir la juventud, lo más que he podido, alcanzar los sueños que quería, proponerme metas en mi vida para salir adelante, porque muchas veces las personas ven a la comunidad LGTBI, con discriminación, no es que es una transgénero y ya, sólo venden el cuerpo, pero vieras que nosotros los transgéneros no vendemos el cuerpo.

Nosotras transgéneros, tenemos una vida, tenemos metas, nos gusta estudiar, nos gusta trabajar.

La sociedad ahora avanzada, pero anteriormente la sociedad era es que es transgénero, seguro se prostituye, pero así es la realidad de la vida, nos gusta trabajar, nos gusta estudiar, como te dije, nos fijamos metas para llegar hasta alcanzar.

¿Que deseas en estos momentos?

Lo que más deseo es salir a la calle y recuperar el tiempo que perdí con mi madre más que todo y mi padre porque a base de mi preferencia sexual, se les hizo un poco difícil aceptarme, pero ahora que yo caí privada libertad.

Tenía muchos años de no ver a mamá, que no ver a papá y poco a poco me acerque a ellos no me han abandonado, todos los días hablo con mi mamá.

Todos los días le preguntó cómo ésta, está muy muy enferma, entonces quisiera recuperar todo ese tiempo que yo perdí que estuve en la calle.

Que me tuve alejar de ellos por mis preferencias sexuales para llevar la vida o el sueño americano como muchos dicen, como yo quisiera quiero salir, ahorita lo que más deseo es salir en libertad, recuperar el tiempo perdido con mi papá.

¿Qué enfermedad tiene tu mamá?

Tiene varias (suspira) pero yo me las ocultan.

Ella vive en Limón, lo que más padece es de sufrimiento porque tal vez el tiempo que no estuvimos juntas. Al ella saber que estoy aquí. Entonces ha sufrido mucho, ha bajado mucho de peso, está muy delicada de salud. Siempre está yendo al hospital, a sacar citas a placas.

Entonces por las pocas veces que ella puede viajar del Caribe hacia acá, que es una vez cada cuatro o cinco meses, si la veo muy decaída.

¿Cuáles son las necesidades emocionales que tienes actualmente?

Te voy a explicar, cómo te dije anteriormente nunca pensé que un lugar de éstos, iba a encontrar el amor. Porque no creía en el amor sinceramente, ni el amor familiar, pero aquí se hace todos los días un abrazo de mamá.

Gracias a Dios conocí a un muchacho, que no tengo palabras para ese muchacho, el ha sido un un soporte para mí, ha sido un apoyo emocional en mi vida.

Ha tratado levantarme mi autoestima, aunque nos cuesta muchísimo, porque como te dije pasó muy deprimida, cada vez que me baño, cada vez que tocó mi cuerpo, me recuerdo todo lo que me han hecho penitenciariamente.

Todo lo que sufrí entonces caigo en depresión, a veces no quiero ni verlo a él.

Entonces él ha tratado ayudarme a lidiar con todas esas emociones más que todo psicológicas, que trato de superar, a veces yo trato de decir Señor ayúdame yo puedo superarlo, pero son recuerdos que uno nunca va a superar.

Más sí te dejaron daños físicos en tu cuerpo, que te van a tener consecuencias, porque desviándome de tu pregunta te voy a explicar y cuando yo fui abusada sexualmente acá permiten penitenciariamente a mí me lastimaron el ano.

Entonces ha sido un poco tedioso lidiar con eso, a la hora de ir al baño, dar del cuerpo, ver qué sangró, entonces le agarré asco mi cuerpo y gracias a Dios él ha sido un apoyo muy emocional para mí.

¿Consideras que tienes algún tipo de debilidad?

Si, el temor a las personas antes en la calle me sentí una persona fuerte y segura pero ahora casi siempre camino con la cabeza agachada, me da temor de chocar con alguien de frente, tal vez cruzar palabras y saber que puedo ser agredida.

Entonces esas cosas me han hecho muy temerosa.

¿Entonces me decías que te deprimes con facilidad? Casi todos los días.

Es duro estar acá.

Yo le doy gracias a Dios que me tocó llegar acá, porque acá tanto como los funcionarios de seguridad, cómo los privados de libertad han sido un poco más flexibles con mi persona.

Pues no te voy a mentir que hay uno que otro que sí me hace bullying.

Pero acá muy diferente no he recibido abusos como yo tenía miedo, el día que venía de la perrera traslada al centro penitenciario que estaba porque yo decía Dios mío voy a volver a lo mismo, voy a llegar a ser abusada, voy a hacer golpeada, pero acá si ha sido diferente el trato.

¿Tienes miedo a la hora de estar presa?

¿Crees que algún momento son líder?

A veces trato de sentirme líder que hago, por ejemplo, acá yo me desempeño en el grupo de teatro.

El pasado domingo 29 de marzo, tuvimos una salida con el grupo de teatro.

Me hace sentirme una líder para ayudarme a mis compañeros y decirles que deben hacer mejor o cambiar de acción.

Casi siempre cuando estamos en horas del grupo de teatro que son los miércoles me considero una líder en mi grupo.

Yo vi una televisión cuando estuviste marchando el año pasado en la marcha del orgullo gay, porque todos los ticos lo vimos a la ex ministra de Justicia ¿Que pensaste en ese momento que te haya escogido para estar en esa actividad?

En el año 2017 tuve esa oportunidad de asistir a la marcha la diversidad solo en ese momento no se había hecho tanto alboroto. En dicha ocasión estaba en el CAI Luis Paulino Mora Mora en Alajuela.

Entonces Javier Umaña había sacado la idea de hacer lo de la marcha y yo le colabore un poco.

Por la amistad que yo tengo con ellos y la ayuda de Umaña, porque no tengo palabras para con él, tuve nuevamente de asistir a la marcha y desfilar con la propia Ministra de Justicia, el viceministro Fabián Solano y la viceministra justicia y paz que todos ellos me respaldaron, desfile con ellos en la marcha la diversidad y no sé tal vez por mi buen comportamiento.

Fue que me brindaron ayuda para salir nuevamente a la marcha la diversidad, estuve casi como una hora desfilando.

Vi la calle, muchas amistades.

Es difícil crear una buena imagen, porque estás privada libertad y te pasan tantas cosas, te agobian tantas cosas, día con día que muchas veces tienes que decir “Hoy me voy a levantar con el pie derecho, voy a salir adelante, no voy a ver atrás, no voy a ver los tropiezos que tuve”.

Pero es duro, es duro, entonces cuesta mucho.

¿Como hacer una buena imagen?

Lo principal es comunicar de la mejor manera lo que piensas a tus semejantes, interactuar con las personas.

Muchas veces hay traición e hipocresía hacia nosotros mismos, los seres humanos, lo que no deja nada, entonces a veces prefiero decir las cosas que hablar hipócritamente.

¿Tienes derecho como privada de libertad?

Puedo asistir a la hora deportiva, puedo asistir al grupo de teatro, puedo meterme a cursos, estudiar y trabajar. Son sin fin de oportunidades.

Deja un comentario