Suspendido por 3 semanas el Pomares.

Tomado de Confidencial.
La madrugada de este jueves 21 de mayo, en el hospital de Masaya, falleció el coach del equipo San Fernando, Carlos Aranda, quien desde el fin de semana permanecía intubado con síntomas de coronavirus, según fuentes de la liga. Esta sería la primera víctima por la irresponsabilidad de las autoridades deportivas nicaragüenses, que pese a la extensión y severidad de la pandemia, han mantenido los partidos de béisbol en Nicaragua.

Tras la muerte del coach sanfernandino, la Comisión Nicaragüense de Béisbol Superior (CNBS), finalmente decidió tomar algunas medidas preventivas, pero parciales para prevenir el contagio. Entre estas medidas están la medición de temperatura corporal a los jugadores cuando ingresen a los estadios y la suspensión de los partidos “de ser necesario”, detalla una resolución de la CNBS que se divulgó este jueves 21 de mayo, pero tiene fecha del 20.

Horas más tarde, cronistas deportivos informaron la suspensión temporal de las series por las próximas tres semanas. “Forzados por la negativa de los peloteros de no jugar ante el temor de contagiarse de covid_19, la Comisión de Béisbol ha decidido suspender todos las series del fin de semana y dar “casi” culminada la segunda etapa del “Pomares”, escribió en Twitter, el cronista Miguel Mendoza.

A la fecha el campeonato Germán Pomares Ordoñez estaba con tres equipos empatados: San Fernando, Jinotega y Matagalpa, pero debido a la decisión de los jugadores de no continuar con los partidos, la comisión decidió eliminar al San Fernando de la contienda.

Aranda era uno de tres miembros del San Fernando atendidos por covid-19, de un total de nueve que padecían los síntomas, según reportó Efe. Los otros ocho permanecen en hospitales o bajo cuarentena domiciliar. El San Fernando había solicitado a las autoridades deportivas, suspender la serie que se realizó el el fin de semana pasado, contra el equipo Bóer, debido a los casos de covid-19 que presentaba el conjunto, pero la CNBS solamente accedió a reprogramar un juego para el domingo.

Que las actividades deportivas continúen con normalidad desde que inició la pandemia es “ridículo, inconcebible y absurdo”, aseguró en el programa Esta Semana el ex lanzador de grandes ligas, Denis Martínez.

Martínez, comentó también cómo los atletas nicaragüenses son sometidos a presiones que los obligan a continuar con las “normales” jornadas deportivas: “los multan, los castigan, los sancionan. Es una cosa que no le veo sentido, que están exponiendo la vida de los jóvenes”, dijo.

Deja un comentario