«El año escolar está perdido».

Tomado de Trinchera de la Noticia.
El año escolar está «prácticamente perdido» en Nicaragua a causa de la pandemia de coronavirus, ya que los padres de familia se han resistido a enviar a sus hijos a los colegios, mientras las teleclases, impartidas por el Ministerio de Educación, no han despertado interés entre los estudiantes, valoró este jueves la Unidad Sindical Magisterial.

A pesar de que el Ministerio de Educación no ha suspendido las clases presenciales, la asistencia escolar es menor al 10 % desde mediados de marzo pasado, cuando se reportó el primer caso positivo de COVID-19, dijo a Efe la presidenta de la Unidad Sindical, Lesbia Rodríguez.

Desde entonces, según la dirigente gremial, los padres de familia han optado por no enviar a sus hijos a clases por temor a que se contagien con la enfermedad, ya sea en las escuelas, o en los autobuses, y, como resultado, no han adquirido los conocimientos del curso lectivo 2020, indicó.

«Prácticamente el año (escolar) está perdido. Los padres tomaron una buena decisión, de dar prioridad a la vida de sus hijos», anotó.

La ausencia de alumnos en las escuelas estatales tras apenas dos meses de clases, y el hecho de que no se vislumbre una pronta salida a la crisis sanitaria, significa que estos se perderán el contenido didáctico de 2020, con lo cual no es posible promoverlos al siguiente año lectivo, y deben empezar el curso escolar de 2021 donde estaban hasta marzo pasado, consideró Rodríguez.

Las teleclases, que desde la semana pasada se imparten por los canales televisivos estatales y la radioemisora oficial, tampoco son una solución, primero, porque durarán tres semanas, y luego, por una aparente falta de preparación, según la dirigente sindicalista. Agencia Efe.

Deja un comentario