Iglesia aboga por nueva generación de políticos.

Tomado de Trinchera de la Noticia.
Monseñor Rolando Álvarez, Obispo de Matagalpa, usó la lectura bíblica para hacer una analogía asegurando que «en Nicaragua hay gentes, hay líderes, hay políticos, que pueden ver al país como este tesoro del evangelio, capaces de entregarse sin esperar más recompensa que la satisfacción de servir desinteresadamente al pueblo».

Monseñor Álvarez sostuvo que el país tiene personas con deseos «de ayudar a construir una nueva Nicaragua, donde reine la paz, la justicia, la institucionalidad y la igual de oportunidades para todos, sin exclusiones». No obstante, para cumplir ese propósito, se debe dar «paso a una nueva generación de pensamientos frescos, no contaminados y que real y honestamente estén dispuestos a entregarlo todo por Nicaragua».

La sociedad necesita de «políticos para quienes Nicaragua no sea una marca, sino una patria, políticos que sepan ser como (el Rey) Salomón (del Viejo Testamento Evangélico)» y pidan «al Señor sabiduría para escuchar el corazón sufriente del pueblo».

Pero, el Obispo Álvarez criticó la existencia de «gentes que buscan el poder por el poder, por ambición». Hay «políticos que han dejado una pésima herencia (y) no son los que necesitamos», expresó en su homilía, oficiada sin feligreses en La Catedral San Pedro Apóstol.

«Lamentablemente también hay líderes, políticos que miran y tratan a Nicaragua como un botín, del que hay que adueñarse para satisfacer sus propios egos o sus compromisos adquiridos», aseguró Monseñor Álvarez.

Deja un comentario