Tensión en la frontera sur.

Mario Medrano.
CNN-Español.
Un grupo de las Fuerzas especiales de la Policía Nacional llegó a Peñas Blancas, en la frontera con Costa Rica, donde se encuentran cientos de nicaragüenses que esperan la autorización de las autoridades migratorias de su país para ingresar, informó el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos.

«En estos momentos, el CENIDH recibió información sobre la llegada de fuerzas armadas a Peñas Blancas para evitar que los 150 nicaragüenses varados en la frontera ingresen a Nicaragua», expresó el organismo en su cuenta de Twitter.

Agregó la ONG que la medida obedece, según expresaron algunos viajeros procedentes de Panamá y Costa Rica, a nuevas disposiciones inmigratorias por la pandemia de coronavirus.

«Los nicaragüenses que renunciaron a su condición de refugiados en Costa Rica se encuentran a esperas de que el Gobierno les autorice la entrada, pero las autoridades migratorias, como nuevo requisito, exigen presentar examen negativo de covid-19. De lo contrario no los dejan entrar», indica el CENIDH.

Una nota de prensa del Ministerio de Salud, establece que solicitará a los viajeros el resultado negativo de la prueba PCR en tiempo real para covid-19, realizado en un período no mayor de 72 horas antes de su ingreso al país.

Deja un comentario